Los Lobos Detrás de la Serie de Televisión Más POPULAR del Mundo



Game of Thrones (Juego de Tronos) es una serie que definitivamente todos recordamos. No importa si fuiste fan, si odiaste el final o si simplemente eras de los que no veía la serie y hacía memes al respecto, lo cierto es que TODOS escuchamos hablar de ella en algún momento.


Para muchos, lo que más gustaba de la serie eran los personajes, la trama, y el contexto. Para otros, algo que realmente destacó fueron los lobos de los hermanos Stark, popularmente conocidos como “los lobos de Juego de Tronos”. Esos peluditos se volvieron una parte importante de la serie. Este fenómeno surgió a nivel global y se dio justo al inicio de la serie cuando estos eran a penas unos cachorritos.


Sophie Turner quien interpretó a Sansa Stark quedó tan enamorada de Dana (que interpretaba a Lady, la lobita de Sansa), que decidió adoptarla una vez acabo el rodaje de la serie.


Estos animalitos con aspecto tan similar al de un lobo real y llamados en la serie “lobo húngaro”, participaron en los rodajes hasta que alcanzaron su tamaño adulto y los productores decidieron inmortalizarlos en diseño computarizado y hacerlos considerablemente más grandes.


Su raza fuera de la ficción se llama Northern Inuit y se trata de un peludote originado a mediado de los años 80 en Canadá, por medio del cruce entre un pastor alemán, cierta variedad de Inuit o perro esquimal, y el ya conocido Husky Siberiano.

Como resultado de esta mezcla de peludos tamaño grande tenemos un animalito con rasgos físicos de lobo (justo lo que buscaban los productores), que miden más de medio metro de alto y hasta ochenta centímetros y pesan entre 36 y 48 kg en su edad adulta.



Poseen doble pelaje, sus colores van del negro al blanco puro pasando por toda la gama de grises, así como vimos en los perritos actores, y en ocasiones pueden tener un antifaz blanco en la cara.


Se trata de un peludito muy inteligente, testarudo y necio, por lo que no se recomienda para dueños primerizos. De hecho, uno de los motivos por los que estos perritos actores aparecieran desde tan pequeños en el set es precisamente por su temperamento. Los criadores de Northern Inuit recomiendan que, de querer un peludito de esta raza, se tenga desde muy pequeño para que reconozca su lugar en la manada y se deje de rebeldías. En el caso de los perritos de GOT, llegaron de un par de meses al set para convivir con los actores y ser entrenados como una manada de humanos y perros durante 12 semanas.



Si en algún momento deseas un Northern Inuit bien entrenado, el Mahlek Northern Inuit es el criadero especializado que se encargó de darle vida a Lady, Summer, Nymeria, Shaggydog y Grey Wind en la serie. Cabe destacar que, aparte de Sophie, otros actores del set quedaron prendados de estos peluditos y todos tenían la opción de adoptar. Lastimosamente, solo Sophie pudo darse ese gusto.


Si llegaste a ver la serie cuéntanos acerca de tu lobo favorito. A nosotros personalmente nos encantó Ghost, el compañero de Jon Snow, que debido a su peculiaridad albina se hizo el más popular de la manada. La serie ya acabo pero estos peluditos sin duda dejaron y aún siguen dejando mucho de que hablar.