5 Grandes Beneficios De Adoptar o Comprar un Cachorro



Tener un peludito en casa es genial, y es algo que todo dueño de mascota te puede asegurar luego de haber vivido tan linda experiencia con el suyo. Abrirle tu casa y tu corazón a un peludito es una gran oportunidad para crecer como persona, vivir nuevas experiencias con tu familia, y aprender a ver la vida desde un punto de vista totalmente nuevo. Hoy en Tilin decidimos hablarte sobre algunos (¡porque son demasiados!) beneficios de llevar a casa a un cachorrito, cuidarlo, y verlo crecer.


5. Tener un perrito a tu estilo


El hecho de que se trate de un cachorrito te da la oportunidad de adaptarlo a tu estilo y el de tu familia. Si quieren un perrito más juguetón y divertido, o uno más tranquilo que los acompañe a los pies de la cama, o incluso si varios miembros de tu familia lo quieren de maneras diferentes: mamá para que le haga guardia en la cocina, papá y los chicos para jugar pelota, los peques para abrazarlo, los abuelos para que sean su compañía frente a la tv o audiencia de sus grandes historias. Criar un cachorrito implica poder moldearlo al estilo de vida de la familia, es decir, la adaptación será un hecho.


4. Disfrutar sus etapas


Los perritos pasan por diferentes etapas durante su crecimiento. Tienen una etapa de amor por los zapatos, otra de terremoto, otra de apego total y así, hasta que un día te das cuenta de que su comportamiento no ha cambiado demasiado en unos meses y ya es todo un adulto.


Durante las primeras etapas pondrá a prueba tu paciencia, es un hecho. Pero mientras pasa cada escalón, su conexión se irá haciendo más fuerte, irás trabajando su conducta y marcando más tu rol como líder de manada y al mismo tiempo, descubriendo la personalidad de tu nuevo peludito.





3. Aprenderás MUCHO sobre animalitos


Si nunca antes has tenido un cachorrito o algún otro animalito en casa, es probable que pases los sustos de un padre primerizo. Cuando por primera vez tienes una mascota en casa, cualquier nuevo gesto o comportamiento inusual te llevará a parar a un consultorio veterinario, aunque realmente no se trate de gran cosa.


En ese mismo ir y venir de consultas, blogs y foros sobre mascotas, no solo vas a descifrar el comportamiento de tu pequeño, sino que aprenderás muchísimo sobre perros, cuidados, alimentos, etc.


2. Presenciar sus primeros pasos


No me refiero a caminar, sino a su descubrimiento del mundo. Estar ahí la primera vez que ve a otro peludito, que prueba una comida diferente, que descubre la playa o que comienza a subir escaleras sin miedo, es simplemente hermoso. Y te arrepentirás si no guardas evidencia de ello, pero simplemente verlo y recordarlo vale cada zapato mordido.


1. Más tiempo para disfrutar con el peludito.


Que el nuevo miembro de la familia sea un cachorrito te permitirá verlo crecer y envejecer a tu lado. Por lo tanto, tendrán muchísimos años para compartir en familia a diferencia de como ocurre con un adulto o viejito. Tienen más tiempo para disfrutar juntos, compenetrarse y aprender a comunicarse con su nuevo peludito. Además, podrás aprovechar de sacarle muchas fotos para hacer un registro de sus cambios mientras crece. Hacer esos collages de antes y después no tiene precio.


Pasar toda su vida juntos, ver cómo le salen sus primeras canitas o comenzar a ver esos comportamientos propios de los viejitos necios y recordar cuando llegó a casa en una cajita de zapatos te hace sentir que todos esos años a su lado fueron perfectos. Con el cuidado adecuado pueden ser incluso más de 10 años de amistad, compañía, toques con su naricita fría y juegos sin cansancio. En resumidas cuentas: 10 años de felicidad asegurada como mínimo.


Estos son solo algunos motivos por los que sabemos que traer un cachorrito a casa y hacerse de su crianza es una experiencia que vale la pena vivir. En Tilin tenemos a muchos cachorritos en búsqueda de su nuevo hogar, tanto para comprar como para adoptar. Lo consigas como lo consigas, algo es seguro: te cambiara la vida.